30.3 C
Madrid
sábado, 13 julio 2024

Más de 35.000 firmas para reducir los precios de la cesta de la compra

SERVIMEDIA

El madrileño Ahmed Daiboun ha recogido más de 35.000 firmas en las últimas dos semanas a través de la campaña ‘La comida no es un privilegio’, lanzada en Change.org, cuyo fin es reclamar al Gobierno la reducción de precios de los productos básicos de la cesta de la compra.

Según informó este lunes la plataforma en un comunicado, Daiboun, padre de tres niñas, impulsó esta iniciativa porque lleva “meses sin poder comprar leche suficiente y otros productos básicos para sus hijas a pesar de tener trabajo” como monitor de personas con discapacidad intelectual.

En el texto, que lanzó bajo el título ‘Soy padre de tres hijas y no puedo comprar leche ¡Bajen los precios de productos básicos!’, se muestra convencido de que, si no se actúa, “pronto” la alimentación “solo estará al alcance de unos pocos”.

“Y lo que es peor, nuestros hijos e hijas estarán peor alimentados y todos pagaremos las consecuencias”, prosigue este padre, que asegura que ir al supermercado «se ha convertido en un drama”.

Daiboun aseveró que “no puede quedarse de brazos cruzados ante esta situación” y que esa fue la causa que le llevó a lanzar esta campaña, en la que pide al Gobierno de España y a los ministerios de Trabajo, Consumo, Agricultura y Alimentación que bajen ”inmediatamente” los precios de los productos “más básicos” con el fin de que “nadie tenga que dejar de dar leche, huevos o aceite a sus hijos”, algo que juzgó “urgente”.

Tras considerar que “no es justo que muchos trabajadores seamos pobres”, el madrileño presentó su petición pocos días antes de que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunciara su iniciativa de topar los precios de los alimentos básicos y dijo esperar que dicha medida “salga adelante pronto”.

En este sentido, también agradeció las iniciativas planteadas por supermercados como Carrefour de poner a la venta cestas de productos básicos a un precio reducido, si bien lo valoró como “solo un parche”. “Necesitamos que bajen los precios y que el Gobierno intervenga, esto no es una solución estable para familias como yo”, advirtió.

A su juicio, «es muy agotador y frustrante ver cómo, aun trabajando cinco días a la semana, eres pobre” y reiteró que, a su entender, el Ejecutivo “debe actuar ya” porque, “de hecho, ya llegamos tarde”. Por ello, exigió “precios razonables” en función de los ingresos.

Tras subrayar que “no es justo que muchos trabajadores seamos pobres y el Gobierno no intervenga de urgencia”, recordó que los consumidores “no pueden más” y defendió que la alimentación “no puede ser un privilegio”.

Últimas noticias

Escucha, Madrid...