28.1 C
Madrid
jueves, agosto 11, 2022

Plena Inclusión Madrid estudia denunciar al hotel Gandía Palace

SERVIMEDIA

Plena Inclusión Madrid estudia denunciar ante la Fiscalía la política de un hotel de Gandía según la cual no aloja a grupos de personas con discapacidad, si bien aduce que éstos pueden reservar de forma individual «siempre que estén acompañados al menos con un adulto mayor de edad capacitado por habitación».

La presunta discriminación que denuncia el movimiento asociativo se produjo cuando una de las entidades pertenecientes a Plena Inclusión Madrid, Círvite, se encontraba organizando una semana de vacaciones para un grupo de 23 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y seis profesionales de apoyo, tal y como vienen haciendo desde hace años.

La reserva se estaba realizando para un grupo de adultos con discapacidad intelectual y se habían solicitado 14 habitaciones dobles y una individual, requiriendo única y exclusivamente una habitación adaptada.

En este caso, el hotel seleccionado para pasar las vacaciones fue el Gandía Palace y, si bien se comenzó a tramitar la reserva e incluso se llegó a abonar un depósito por la misma, en el momento de aportar la distribución de habitaciones, el hotel comunicó que «no trabaja con grupos de menores de edad, ni con grupos de discapacitados, ni con grupos de colectivos de futbol».

Según el presidente del movimiento asociativo, Mariano Casado, es posible que no haya mala intención y solo un «gravísimo desconocimiento» de la discapacidad

No obstante, la empresa aclaró que «esto no quiere decir que el hotel no lo haga como cliente con reserva individual y siempre bajo petición al disponer sólo de una habitación adaptada y que la inmensa mayoría de habitaciones disponen de bañera en vez de ducha”, según precisó Plena Inclusión, que explicó que el establecimiento sólo cuenta con plato de ducha en las habitaciones Jr. suite que disponen de bañera y cabina de ducha.

Por todo ello, sólo se podrá reservar para estas personas de forma excepcional de manera individual y siempre que estén acompañados al menos con un adulto mayor de edad “capacitado por habitación».

Plena Inclusión Madrid considera que los hechos ocurridos vulneran derechos fundamentales y son contrarios a los principios de igualdad, inclusión y no discriminación que se recogen en la normativa española.

Según el presidente del movimiento asociativo, Mariano Casado, es posible que no haya mala intención y solo un «gravísimo desconocimiento» de la discapacidad y, «por supuesto, de la legislación», si bien puntualizó que “no podemos permitir que en pleno siglo XXI haya empresas que actúen de esta manera, excluyendo o discriminando a una persona por razón de su discapacidad o que se valore y prejuzgue la capacidad que pueda tener cada uno de sus clientes para permitirles ser alojados».

Casado estimó de suma gravedad esta situación y llamó la atención sobre estos hechos, que, dijo, “demuestran que todavía hay muchos ámbitos en los que las personas con discapacidad tienen que enfrentarse a situaciones que les impiden participar en igualdad, como cualquier otro ciudadano», razón por la cual, se elevará petición al Ministerio Fiscal para que estudie los hechos, así como a otros organismos públicos como el Defensor del Pueblo y la Oficina de Atención a la Discapacidad (Oadis).

Plena Inclusión Madrid confía en una rectificación de la política de admisión del Gandía Palace y pone a su disposición el conocimiento del movimiento asociativo para acompañarlo en una transformación de sus políticas que sea igualitaria, inclusiva y sujeta al derecho español.

«Es necesario superar la visión paternalista sobre la discapacidad y avanzar hacia formas de relación social que contribuyan a impulsar su autonomía”, afirmó Casado, convencido de que las personas con discapacidad intelectual “han de tener el mismo trato que cualquier otra persona, con los apoyos adecuados».

Últimas noticias