30.3 C
Madrid
domingo, 14 julio 2024

La FEDE lanza la campaña «Prescribe asociacionismo en diabetes» para reducir el gasto sanitario en un 25%

ESCUCHA MADRID / Servimedia

La Federación Española de Diabetes (FEDE) presentó este martes la campaña Prescribe asociacionismo en diabetes para animar a los sanitarios a “prescribir asociacionismo” entre los pacientes para reducir del gasto sanitario anual, que actualmente se eleva a 5.809 millones de euros, un 8,2% del presupuesto sanitario anual. El asociacionismo podría reducir las visitas a los Servicios de Atención Primaria y Urgencias cerca de un 25%, según datos extraídos de la experiencia en Reino Unido y aplicados al contexto español por la Federación.

De todo el gasto anual en diabetes, 2.143 millones se deben a complicaciones derivadas de la patología, según FEDE, «evitables en muchos casos mediante la mejora del control de la diabetes». De hecho, la prescripción de asociacionismo en otros países europeos ha permitido reducir los costes sanitarios en un 21%.

La prescripción del asociacionismo se considera «fundamental en diabetes», ya que una de cada siete personas adultas en España convive con esta patología, lo cual repercute en su salud, y también puede limitar su vida social, laboral y afectiva. Para este colectivo, asociarse conllevaría, entre otras, ventajas tales como poder recibir educación diabetológica, apoyo emocional y asesoramiento sobre sus derechos.

El presidente de FEDE, Juan Francisco Perán, y el médico del grupo de Atención Primaria y Prediabetes de la Sociedad Española de Diabetes (SED) Francisco Javier Ortega detallaron por qué el asociacionismo en diabetes humaniza la atención sanitaria y cómo contribuye a un mejor abordaje de la patología y, por ende, a la reducción de las complicaciones e incremento de la calidad de vida de los pacientes.

El doctor Ortega subrayó que la atención integral que ofrece el asociacionismo “es fundamental para ver a cada paciente como un individuo con necesidades y circunstancias únicas”.

Además, hizo hincapié en la «humanización» de la patología por la que trabajan las asociaciones de pacientes, que va más allá del tratamiento clínico: “Se tienen muy presente la salud mental y emocional de las personas con diabetes, que repercute en la reducción de la ansiedad y la depresión mediante la disminución del aislamiento social”.

El apoyo entre iguales también es una de las claves del asociacionismo. Para ello, abren la puerta a talleres, charlas y grupos, que se convierten en redes de apoyo para fortalecer el sentimiento de pertenencia y la comprensión mutua.

Además, las asociaciones facilitan a la familia y amigos conocimientos que les permiten comprender de una manera más profunda la patología “y así puedan brindar un apoyo más adecuado, pasando a ser también agentes activos en el cuidado del paciente”, como señaló Francisco Javier Ortega.

Por su parte, Perán resaltó “el papel esencial que el asociacionismo, mediante la educación diabetológica, lleva a cabo en la autogestión del paciente en el manejo de su patología”.

Novedoso screening a familiares

Por otra parte, desde la Federación Española de Enfermos de Diabetes también se solicitó que se realicen screening al menos a los familiares de pacientes con diabetes tipo 1 y que dichos análisis puedan ampliarse a todos los niños españoles, como está previsto que se haga en Italia, Francia o Portugal.

El objetivo es poder aplicarles el anticuerpo monoclonal Teplizumab, el primer fármaco que retarda el diagnóstico de la diabetes tipo 1, según explicó el doctor Javier Ortega. En el último Congreso de la Sociedad Europea de Diabetes se constató que diversas sociedades científicas españolas están luchando para que “por lo menos se incluya el screening en todos los familiares de primer grado de personas con diabetes tipo 1″, con el objetivo de que se pueda «ampliar la detección de anticuerpos a todos los niños de la población española».

Este medicamento está aprobado en Estados Unidos y también la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha dado el visto bueno en Europa. «No es la cura de la diabetes, pero sí retrasa la diabetes tipo 1 en de fases precoces, lo que conlleva un incremento de la calidad de vida y nos da esperanza en una futura curación», destacó el presidente de FEDE.

«Hay una novedad muy importante en diabetes tipo 1: sabemos que es una enfermedad autoinmune, que los anticuerpos destruyen las células del páncreas y dejan de producir insulina. Por primera vez se ha empleado un anticuerpo monoclonal, Teplizumab, en niños a partir de 8 años en Estados Unidos para identificar los que tienen anticuerpos positivos y que todavía no han desarrollado a la enfermedad. A esos menores ya se les está aplicando este anticuerpo y ello retrasa la evolución de la diabetes en varios años antes de que aparezca la diabetes con síntomas».

Por último, el doctor Ortega destacó que ya existe una iniciativa europea para la aplicación del novedoso anticuerpo monoclonal Teplizumab: «Italia ha sido el primer país que va a detectar esos anticuerpos en toda la población infantil italiana y ya ha reservado 19 millones de euros del presupuesto del país para hacerle un análisis de sangre a todos los menores del país, no solamente a los hermanos de pacientes. Pero en España no se contempla todavía esta posibilidad».

Últimas noticias

Escucha, Madrid...