10.4 C
Madrid
martes, diciembre 6, 2022

Autismo España recuerda a los estados de la UE su obligación de acabar con la discriminación en el empleo de las personas con TEA

El presidente de la Confederación Autismo España, Miguel Ángel de Casas, invitó a los Estados miembros de la Unión Europea a dar cumplimiento a la directiva que les obliga a adoptar medidas en su ordenamiento jurídico para acabar con la discriminación en el ámbito del empleo que viven las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA), que en España afrontan un paro estimado de entre el 77% y el 90%.

Miguel Ángel de Casas realizó estas afirmaciones en una entrevista a Servimedia en el marco del proyecto #TúEresEuropa que esta agencia realiza con apoyo y financiación del Parlamento Europeo con motivo de la Conferencia sobre el Futuro de Europa, que este organismo promueve a fin de fomentar el diálogo con los ciudadanos y recabar ideas para mejorar el continente desde el ámbito social y civil.

Según apuntó, la Directiva 2000/78/CE relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación supuso “un avance muy importante en la lucha por la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad en el marco de la Unión”, dentro del impulso general de su derecho “a una vida autónoma y plena”.

Esta norma obliga a los Estados miembro a establecer en sus legislaciones internas un marco adecuado de respuestas a la discriminación en el ámbito del empleo y la ocupación, indicó de Casas.

En este punto, subrayó cómo “la difícil situación que atravesaban las personas con TEA y sus familias se vio agravada por la pandemia de la covid-19, que redujo de manera preocupante el acceso a la educación y al empleo como consecuencia del abandono de la formación, el aumento de despidos y la dificultad para acceder a puestos de trabajo”.

“También se vio afectado su derecho efectivo a la salud con la suspensión de los servicios de apoyo”, así como por las interrupciones en “las intervenciones y en las pruebas médicas”, agregó.

Sin embargo, el marco normativo a nivel europeo e internacional es muy claro en lo que respecta al derecho a participar plenamente en la sociedad en igualdad de condiciones de las personas con TEA, insistió De Casas.

Así, señaló que “la nueva Estrategia Europea sobre Discapacidad, la citada directiva relativa a la igualdad de trato en el empleo y el Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales, y también los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, abordan explícitamente los principales desafíos a los que se enfrentan las personas con TEA en temas como la investigación, la concienciación social, la salud y la educación”. Señaló que todas ellas “exhortan a los Estados a trabajar para lograr la participación plena y efectiva de estas personas como miembros de la comunidad”.

Por otro lado,» el Parlamento Europeo aprobó en 2015 una declaración que insistía en mejorar la calidad de vida de las personas con TEA”, prosiguió De Casas, donde se instaba “a la Comisión y al Consejo a adoptar un enfoque estratégico integral para responder a los retos a los que se enfrentan las personas con autismo durante toda su vida”.

La Asamblea de las Naciones Unidas también se pronunció a este respecto con la resolución de atención de las necesidades socioeconómicas de las personas, las familias y las sociedades con TEA, agregó, y otro tanto hizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) con su informe ‘Medidas integrales y coordinadas para gestionar los Trastornos del Espectro Autista’.

INCUMPLIMIENTOS

De Casas explicó que en la línea de todos estos tratados internacionales, el Gobierno aprobó la Estrategia Española en TEA en noviembre de 2015 “por unanimidad de todo el arco parlamentario”, con el  objetivo de servir de marco de referencia para la definición de acciones estatales, autonómicas y locales que mejoren la calidad de vida de las personas en el espectro del autismo y de sus familias”.

Sin embargo, “siete años después, el desarrollo de ese plan de acción está paralizado”, criticó. “Desde Autismo España hemos trabajado con los diferentes gobiernos que se han sucedido desde entonces pero aún no hemos logrado ni medidas concretas ni dotación presupuestaria”, lamentó.

Entre las principales necesidades del colectivo a nivel nacional, destacó el diagnóstico precoz, “que permita detectar las señales de alerta y la derivación a servicios específicos para una valoración especializada realizada por un equipo interdisciplinar, que además sea gratuito, y se efectúe en el tiempo más breve posible».

También pidió avanzar en atención temprana, adaptada a las necesidades del menor con TEA y de su familia, con equipos interdisciplinares compuestos por profesionales altamente cualificados y garantizada en todas las comunidades autónomas; desarrollar “una red variada, suficiente y especializada de servicios, recursos y centros educativos en todos los territorios, con los medios necesarios para facilitar una educación de calidad, individualizada y centrada en la diversidad y necesidades de cada persona con TEA”; impulsar medidas que promuevan la inserción laboral del colectivo de estas personas, y promover apoyos suficientes en las distintas etapas de la vida que favorezcan la vida en la comunidad, la autonomía, el respeto por las preferencias y las necesidades de cada familia y permitan a estas personas desarrollar una vida independiente.

Por último, señaló “la importancia para las personas con TEA de que sus características y necesidades particulares sean consideradas a la hora de aplicar la variable de discapacidad que contempla en la normativa general, “para que la valoración responda a las necesidades reales del colectivo en los diversos contextos en los que se desarrolla”.

(SERVIMEDIA)

Últimas noticias