26.9 C
Madrid
lunes, junio 27, 2022

Un caso de extrema crueldad contra los animales por ánimo de lucro

SERVIMEDIA

La protectora El Refugio se personará como acusación contra el empresario de Humanes (Madrid) que, presuntamente, mataba a perros y gatos sanos para extraerles su sangre y venderla.

Así lo anunció este viernes el presidente de la asociación, Nacho Paunero, en un comunicado en el que aseguró que, de todos los casos de maltrato a los animales que ha conocido, “muy pocos, o ninguno” le han resultado “tan crueles y perversos”.

Paunero manifestó su “absoluta repulsa y consternación” ante este caso y reconoció que, pese a llevar “muchos años ya siendo testigos de todo tipo de atrocidades contra los animales”, el de Humanes le ha resultado “especialmente atroz”.

“Me cuesta encontrar adjetivos para definir tanta crueldad puesta al servicio de un mero ánimo de lucro. El Refugio va a hacer todo lo que la ley pone a nuestro alcance para que estos desalmados sean juzgados y condenados de forma severa y ejemplar”, sentenció.

Para la organización a la que representa, una de las cosas que “más estupor produce es conocer quién es el presunto creador y ejecutor de esta trama” y, en este sentido, lamentó que el presunto autor de lo que tildó como “macabras prácticas” sea el presidente de la Asociación de Hematología y Homeopatía Animal, organismo encargado de certificar a sus bancos de sangre y laboratorios hematológicos asociados.

“Casualmente, él mismo ostenta el cargo de administrador único de una empresa que comercializa plasma, el Centro de Transfusiones Veterinarias S.L. Esto significa que se dedicaba a certificarse a sí mismo”, prosiguió la organización, para criticar que “sacaba” la sangre que vendía a clínicas y hospitales veterinarios de toda España y otros países como Francia, Portugal, Bélgica, o Italia de los animales “que hacinaba en muy malas condiciones” en unas instalaciones ubicadas en Humanes de Madrid, que han sido intervenidas por la Guardia Civil.

Fatal destino

En este punto, El Refugio lamentó que el “fatal destino que esperaba a los 240 animales, en su mayoría galgos” que se encontraban en dichas instalaciones y que han podido ser rescatados era “que este individuo y su oscuro ayudante -el encargado de las instalaciones intervenidas- les practicasen una profunda punción directa al ventrículo izquierdo del corazón para extraer toda la sangre de sus cuerpos, causándoles una dolorosa muerte por shock hipovolémico”.

A este respecto, recordó que se ha encontrado el laboratorio donde embolsaban el plasma de los animales que iban sacrificando para venderlo de forma ilegal, cuyos cadáveres eran congelados para, posteriormente, ser incinerados en un crematorio de Yuncos (Toledo).

Asimismo, explicó que allí han sido hallados los cuerpos de un total de 60 animales, de los cuales 27 eran perros, 29 gatos, tres conejos, y un hurón, y que se certificó su muerte por exanguinación, a pesar de que los dos detenidos “carecían de ningún tipo de titulación veterinaria”.

La protectora El Refugio está inmersa en cerca de 100 procedimientos penales, civiles y administrativos en diferentes comunidades autónomas.

Últimas noticias