26.9 C
Madrid
lunes, junio 27, 2022

«Seudoterapias de conversión sexual, ¿qué sucede en Madrid?»

ESCUCHA MADRID

A petición del Grupo Parlamentario Socialista, el presidente de la Asociación Española Contra las Terapias de Conversión, Saúl Castro Fernández, compareció ayer en la Sesión de la Comisión de Familia y Política Social de la Asamblea de Madrid al objeto de informar sobre las seudoterapias de conversión de la homosexualidad en el territorio regional y con el fin de que «el Gobierno rinda cuentas por su inacción absoluta contra estas prácticas».

«Cuando hablamos de terapias de conversión», comenzó Saúl Castro, «no hablamos de prácticas que se caractericen por un tipo de mecanismo específico, sino que se caracterizan por su finalidad: reprimir nuestra identidad y nuestra orientación sexual. Esto ha sido catalogado por distintos organismos internacionales como violación del derecho a la no discriminación, del derecho a la salud, de la identidad personal (especialmente de niños y adolescentes), violación del derecho a la integridad física y psicológica, a no ser sujeto a torturas e incluso violación del derecho a la vida».

Portada de un libro del compareciente, Saúl Castro Fernández.

Castro, tras citar algunos estudios internacionales que hasta la fecha existen publicados y que han venido a revelar «que es terminantemente imposible modificar la identidad sexual o de género de las personas a su voluntad» y que, por el contrario, conllevan graves riesgos para las víctimas, «como por ejemplo la depresión, el sentimiento de ira, las conductas sexuales de algo riesgo y el suicidio», pasó a preguntarse durante su intervención: «¿Qué sucede en Madrid?».

«Sucede que nos encontramos con distintos grupos de personas vinculadas a fes religiosas, como puede ser Es Posible la Esperanza, que operaba en el Obispado de Alcalá, y también tenemos grupos evangélicos que, a través de exorcismos y de otras prácticas, prometen corregir los ‘males que han desencadenado’ las identidades de género diversas».

Paloma García (UP)

«Estas seudoterapias de ahora son «la parte blanda» de lo que nos han hecho históricamente, como las ‘terapias de aversión’, los electroshocks, las drogas para que te den náuseas, las violaciones correctivas… Sigue habiendo una dictadura heterosexual que sigue diciéndonos que estamos enfermos y esto representa la quiebra de derechos fundamentales de la Constitución, como es el artículo 10.»

«Hay quien quiere adornar con la libertad el hecho de que quieran convertirte en algo que tú no eres. Yo les preguntaría si verían bien que las lesbianas lleváramos a nuestras hijas heterosexuales a que las conviertan en lesbianas. Ahí la libertad ya no sería tan importante. Nos meterían en la cárcel directamente.»

«Unidas Podemos va a llevar al Ministerio de Igualdad que las mal llamadas terapias de conversión sean consideradas como torturas y así estén tipificadas en el Código Penal.»

Mariano Calabuig (Vox)

(A Saúl Castro.) «¡No tienen ni la más remota idea de lo que están diciendo! ¡Me sacan de quicio! ¿Hemos criminalizado a alguien nosotros? ¿Me puede decir usted dónde, quién? ¡A mí no me va usted a explicar las relaciones con personas homosexuales, que las tengo cercanas y no tengo ningún problema con ellas! ¡Ninguno! Se están ustedes inventando todo. Ustedes son los que son: los dictadores y los que hacen que se haga una ley que solamente les defienda a ustedes.»

Santi Rivero (PSOE)

«Es importante ver lo que ha pasado en la Comunidad de Madrid: no tiene mucho sentido que se dilaten tanto los plazos para identificar a una posible persona infractora cuando además la cuestión está publicada en una página web visible y accesible a todo el mundo. El propio Obispado de Alcalá tiene un apartado específico en el que habla de cómo poder revertir la atracción sexual hacia el mismo sexo.»

«No obstante, quiero decir que este tipo de terapias no tienen nada que ver con la religión. Creo que hay muchos padres y madres católicos en este país que pueden darle a sus hijos una educación en diversidad brillante, y que además hay padres LGTBI que también son católicos. Pero sí es cierto que hay personas que tienen puestos de responsabilidad y de poder en ciertas organizaciones, como es en este caso el Obispado de Alcalá, que utilizan esa institución aprovechándose de las creencias religiosas de muchas familias para intentar imponer una visión del siglo XIX, y estos casos se están dando en la Comunidad de Madrid.»

Santi Rivero, del PSOE Madrid. (Fotografía de archivo: Escucha Madrid)

Eduardo Fernández Rubiño (MM)

«Estamos hablando de una realidad muy seria, que parece que sólo existe en otros países que consideramos que no están tan avanzados como el nuestro, pero la realidad es que siguen practicándose terapias de conversión de la sexualidad en nuestro país y en nuestra comunidad, y están absolutamente documentadas con pruebas y testimonios. Afortunadamente tenemos unas leyes autonómicas que persiguen esta situación, desde luego de una manera que se ha demostrado absolutamente ineficaz, en gran parte por la dejadez de los gobiernos, y en especial en la Comunidad de Madrid es un escándalo.»

Marta Marbán (PP)

«En esta comunidad tenemos dos leyes desde el año 2016, leyes en la que se explica expresamente que utilizar o emitir expresiones vejatorias por razón de orientación sexual o que inciten a la violencia se persigue y está castigado. Otra cosa será cuando entremos en el detalle del ejemplo y lo que han supuesto las pruebas. Desgraciadamente tenemos ejemplos, muchos y variados, de toda condición, gobiernos y colores que no nos han permitido terminar esos expedientes y llegar a sancionar, si bien desde 2016 hay 32 sanciones ejecutadas.»

Marta Marbán, diputada por el PP en la Asamblea de Madrid. (Fotografía: Asamblea de Madrid)

Últimas noticias