10.4 C
Madrid
martes, diciembre 6, 2022

Se abrirá una unidad de atención al autismo en el Hospital de Getafe

SERVIMEDIA

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, anunció este viernes que, a partir de 2022, el Hospital de Getafe contará con una unidad de atención al autismo, que se añade a la ya existente desde 2009 en el Hospital Gregorio Marañón.

“Nuestro objetivo es seguir mirando al futuro, avanzando y mejorando el acceso a este servicio, por eso el nuevo Plan de Salud Mental 2022-2024 contempla la extensión en 2022 del Programa AMI-TEA ( Atención Médica Integral a personas con Trastornos del Espectro del Autismo) al Hospital de Getafe”, dijo el consejero durante su intervención en una Jornada sobre Autismo y Sanidad, celebrada en el Hospital Gregorio Marañón.

Dijo que con esta decisión “se mejora la equidad en el acceso y se da una respuesta a la solicitud de la Federación Autismo Madrid». «En concreto, se va a crear una alianza estratégica entre este hospital Gregorio Marañón y el hospital de Getafe, para que ambas jefaturas de servicio y gerencias colaboren estrechamente por el bienestar de los pacientes”, comentó.

Explicó que a través del Programa AMI-TEA, las personas con Trastornos del Espectro Autista de la Comunidad de Madrid cuentan, desde el año 2009, con “una atención especializada, coordinada y multidisciplinar que da respuesta a sus problemas de salud y a los procesos dependientes o derivados de ellos”.

Además, destacó que “el rigor de este servicio y la alta cualificación de los profesionales que lo integran han hecho que sea incluido en la Estrategia Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, que pueda ser implantado en otras comunidades autónomas, y que sea extrapolable a otros países”.

Felicitó a la Federación Autismo Madrid por impulsar esta medida, y al hospital por hacerla posible. También explicó que el Plan de Salud Mental 2018-2020 incluyó, por primera vez, una línea estratégica específica de atención a las personas con autismo, coordinada por la doctora Mara Parellada.

A su juicio, «esta decisión contribuyó a reforzar el programa AMI-TEA con una psiquiatra y una enfermera. Y también permitió poner en marcha la Unidad de Diagnóstico Complejo TEA en este mismo Hospital Universitario (Gregorio Marañón), con la incorporación de tres psiquiatras, dos psicólogos clínicos y una enfermera especialista.

Dijo que en esta unidad en el año 2020, se realizaron más de 1.300 pruebas médicas, se superaron las 2.500 interconsultas de especialidades, las 4.800 consultas psiquiátricas, y se incorporaron225 personas al citado programa.

“Lo importante es ir dando pasos en un área tan sensible como ésta, tanto a nivel asistencial como formativo. En esta línea, se ha trabajado con Atención Primaria para mejorar el diagnóstico complejo del TEA, siendo un punto estratégico tanto para el hospital como para la Oficina Regional”, concluyó.

Últimas noticias