19 C
Madrid
viernes, julio 1, 2022

MM pide una valoración de la educación afectivo-sexual en los colegios públicos

ESCUCHA MADRID

El Grupo Parlamentario Más Madrid, a través de su diputado Eduardo Fernández Rubiño, preguntó durante la Sesión Plenaria de la Asamblea, celebrada este jueves, al recién nombrado vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, por cómo valora el Gobierno la educación afectivo-sexual en los centros educativos de la región.

«La educación afectivo-sexual forma parte del desarrollo integral de la personalidad y de la formación en valores», respondió Ossorio, «y por tanto está garantizada en nuestros centros y mi valoración es positiva», concluyó.

En su réplica, Fernández Rubiño expuso: «Aquí, si un alumno recibe información sobre masturbación, sobre salud sexual, sobre prevención de enfermedades de transmisión sexual, sobre diversidad o sobre cualquier otro aspecto relacionado con este tipo de educación será un auténtico milagro y no será gracias a ustedes, porque ustedes están en una pendiente ideológica cada vez más radical que les lleva a censurar libros y a borrar todo lo que consideran que escapa a su moral cada vez más estrecha. ¿Y sabe qué? Que son cuestiones absolutamente fundamentales en el desarrollo de la personalidad de los niños y de las niñas y de los adolescentes, cuestiones que tienen derecho a conocer por un lugar que no sea internet».

«El problema viene cuando la educación afectivo-sexual, la perspectiva de género o el impacto medioambiental se intentan imponer mediante mantras, desplazando conocimientos, y en edades que, desde nuestro punto de vista, no son adecuadas», dijo el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, y añadió: «Ustedes son los artífices de imponer la sexualidad desde la más tierna infancia. El decreto de infantil que aprobamos la semana pasada elimina como finalidad de la etapa de 0 a 3 años el desarrollo de la sexualidad y la construcción del género porque no nos parece algo determinante para esos niños tan pequeños. En cambio, incluimos otras cosas que sí nos parecen importantes: el aprendizaje de un segundo idioma, los contenidos musicales, Matemáticas, lectura, Lengua, habilidades sociales y personales, la cultura del esfuerzo y la constancia… No es censura, señor Fernández Rubiño: es bochorno que las Matemáticas de Primaria sean emocionales y se estudien con perspectiva de género en lugar de aprender la regla de tres y los números romanos».

Últimas noticias