10 C
Madrid
jueves, 22 febrero 2024

El «funeral» de Angélica Liddell se celebrará en el Condeduque los próximos días 10 y 11 de febrero

ESCUCHA MADRE / Prensa Condeduque

El Centro de Cultura Contemporánea Condeduque, del Área de Cultura, Turismo y Deporte, ofrecerá los próximos días 10 y 11 de febrero el estreno en Madrid del último espectáculo de Angélica Liddell, Vudú (3318) Blixen, en el que hace un pacto con el diablo ofreciendo una terrible visión del mundo tras el paso del asteroide 3318 Blixen y convierte la obra en un artefacto escénico que incluye homenajes a Isak Dinesen, a la Nobel Annie Ernaux y a Ingmar Bergman.

Vudú 3318 Blixen

El asteroide 3318 Blixen pertenece al cinturón de asteroides del sistema solar, entre Marte (dios de la guerra) y Júpiter (dios de dioses), y fue descubierto el 23 de abril de 1985 desde el observatorio Brofelde de Dinamarca. Fue llamado así en honor de la escritora danesa Isak Dinesen, en su centenario. La baronesa Karen Blixen, más conocida como Isak Dinesen, le prometió el alma al diablo, y a cambio este le prometió que cuanto ella experimentara a partir de entonces se convertiría en una historia. Esa es la relación de la obra con la escritura y la venganza.

Fotografía: Luca del Pia, proporcionada por condeduquemadrid.es

Angélica Liddell

Angélica González, más conocida como Angélica Liddell (Figueras, 1966), tomó el apellido Liddell de Alicia Liddell, inspiración del escritor Lewis Carroll para su obra Alicia en el país de las maravillas (1865). Es una escritora, poeta, directora de escena y actriz española que ha recibido numerosos premios, entre los que destaca el Nacional de Literatura Dramática, el León de Plata de la Bienal de Teatro de Venecia 2012 y el Premio Leteo 2016. En 2017 ha sido nombrada Chevalier de l’ordre des Arts et des Lettres por el Ministerio de Cultura de la República Francesa.

Fotografía: Luca del Pia, proporcionada por condeduquemadrid.es

En 2010, acudió por primera vez al Festival de Aviñón, adonde llevó dos piezas, El año de Ricardo y La casa de la fuerza, obra en la que se autolesionaba con cortes en el cuerpo y con la que ganaría el Premio Nacional de Literatura Dramática en 2012. En Aviñón «fue recibida con el público en pie». El mismo recibimiento tuvieron las cinco representaciones que de La casa de la fuerza se hicieron en el Teatro del Odeón de París. En 2013, presentó en el Odeón de París, dentro del Festival de Otoño de la capital francesa, El síndrome de Wendy, obra que alcanzó igual éxito.

Fotografía: Luca del Pia, proporcionada por condeduquemadrid.es

Últimas noticias

Escucha, Madrid...