19.7 C
Madrid
jueves, 20 junio 2024

CSIT denuncia riesgos de salud de en el Hospital Infanta Sofía

ESCUCHA MADRID / CSIT Prensa

El sindicato CSIT UNIÓN PROFESIONAL ha denunciado ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a la Dirección Gerencia del Hospital Infanta Sofía, por su inacción manifiesta y falta de protección de la seguridad y salud hacia los cada vez menos médicos que prestan sus servicios en las urgencias de este centro hospitalario.

Los profesionales del servicio de urgencia del hospital Infanta Sofía, que da cobertura asistencial a más de 312.000 habitantes de los municipios de la zona norte de la Comunidad de Madrid, ya ejercieron huelga hace algo menos de un año, debido a las condiciones de sobresaturación de trabajo a las que están sometidos. La situación, lejos de mejorar, ha empeorado, debido a los incumplimientos de la administración sanitaria, estando actualmente la plantilla de facultativos en grave riesgo psicosocial por la falta de coordinación en este servicio y la evidente escasez de profesionales que se ha ido agravando en los dos últimos años.

Los profesionales del servicio de urgencia del hospital definen la planificación del servicio como «caótica, precipitada e insuficiente», con desigualdades en la distribución de turnos de noche y tarde, impidiendo la conciliación y generando agravios comparativos en cuanto a sobrecarga asistencial, remuneración económica y tiempos de descanso.

Los responsables de Prevención de Riesgos Laborales de CSIT UNIÓN PROFESIONAL en el Hospital Infanta Sofía han hecho constar en su denuncia ante la Inspección de Trabajo los datos que evidencian la peligrosa situación de la exigua plantilla: siete de los facultativos han tenido que ser atendidos por el Plan de Atención Integral al Profesional Sanitario Enfermo (PAIPSE) y seis de ellos están actualmente con Incapacidad Temporal. A pesar de los informes remitidos por el PAIPSE al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del hospital, alertando de la situación, la Dirección Gerencia del centro no ha acometido ninguna medida de mejora para proteger a los profesionales.

Los problemas de salud derivados de la grave situación de carga de trabajo son una constante y el motivo por el que se producen las renuncias de los cada vez más escasos profesionales que acuden en busca de trabajo a este servicio. Igualmente, los MIR (médicos que realizan su residencia en este hospital), una vez que finalizan su periodo de formación, van declinando trabajar en Urgencias, dadas las pésimas condiciones que conlleva estar desarrollando la profesión en este servicio.

A pesar de que durante su periodo de formación han notificado el insostenible clima de estrés y sobrecarga de trabajo que desborda al personal y que puede provocar, en algunos casos, incidencias de seguridad para el paciente, estas demandas no solo no han sido atajadas por la Dirección del centro, sino que ante la situación crítica sufrida el pasado 6 de septiembre, la Gerencia negaba la evidente falta de cobertura médica en las Urgencias.

Últimas noticias

Escucha, Madrid...